sábado, 18 de junio de 2016

Del pie de Ospina, Colombia clasificó a las semis de la Copa Centenario


Colombia enfrentará en semifinales de la Copa América Centenario 2016 al ganador entre Chile - México, como esperaba la afición colombiana mandando a casa a los peruanos con su juego fuerte. La lotería de los tiros desde el punto penal definió el partido, con un David Ospina que no necesita suerte para destacarse.  En el tiempo regular con las manos evitó que Colombia cayera y en los penales con una sacada al mejor estilo de la tijera.

Con la lección aprendida ante Costa Rica, esta vez el técnico colombiano salió con un equipo que en el papel era mejor que los de Gareca, más tarde ellos demostrarían que superaron a Colombia en el juego sucio, eso si con la anuencia del señor Laustou.

A lo largo de los noventa minutos se veía un partido muy cortado, casi que cada dos minutos un jugador en el piso, alguno por mañoso, otros porque la tarea era ablandar a los talentosos o quizá buscar un desequilibrio con expulsiones, pero para infortunio de Gareca, el árbitro parecía que había dejado las tarjetas. Casi mediando la segunda parte Laustou recordó donde las había puesto, sacó una por equipo y los ánimos se apaciguaron.

El juego fuerte y un Perú con unas líneas muy jutas impidieron que los talentos aparecieran, pero como el juego estuvo por la mitad del campo favoreció a Carlos Sánchez; recobró su importancia y mostró de que está hecho,  hasta ayer había perdido la titularidad. Por la misma circunstancia Daniel Torres pudo mostrar una vez más  que llegó para quedarse.

El planteamiento impedía claridad en las oportunidades de gol, Colombia tenía más que los peruanos, varias llegas con posibilidades, sinembargo solo una con verdadero peligro, terminó en el poste de la mano derecha de Pedro Gallese y casi cerrando el partido por parte de Perú, la que de manera extraordinaria atajó David Ospina; el inexplicable suplete del Arsenal.

Como no se pudo decidir en el tiempo regular, los tiros desde el punto penal debían decidir quien avanzaba, todos cobradores colombianos estuvieron impecables, trabajo complementado por Ospina, sin duda el héroe de la noche, atajó uno de tijera: magia también en el pie. El siguiente cobrador peruano parece que no pudo con la responsabilidad, se veía nervioso y tal vez consciente del arquerazo colombiano que tenía en frente, falló tirando el balón por encima. 

Merecidamente Colombia celebró, esperando rival en la siguiente fase, a los mexicanos de Juan Carlos Osorio o Chile  los de Juan Antonio Pizzi, ambos duros equipos, los mexicanos han estado muy cerca del título, los chilenos los actuales campeones.

El DT de Colombia con seguridad anoche mismo inició el análisis del  comportamiento del equipo ante los peruanos  y  del posible rival. Deberá decidir si deja a Cardona en la titularidad, desdibujado completamente en este juego, solo puede se una mala noche.

Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda

domingo, 12 de junio de 2016

Lección aprendida. Colombia perdió 3 a 2 ante Costa Rica.

Colombia avanzó a la siguiente ronda de la Copa América Centenario pese a la derrota 3 a 2 frente a Costa Rica, Colombia también cedió el primer puesto con una apuesta atrevida o con menosprecio por el rival.

Para enfrentar al ya eliminado Costa Rica, la afición, la prensa y los ocasionales que ven fútbol, entendían que habrían cambios: unos por necesidad y otros más porque hacía falta darle minutos principalmente a los  jugadores de la renovación de la selección.

Se tenía en mente que a James Rodríguez se le darían descanso luego no solo del sacrificio ante Paraquay, sino de la lesión que había tenido, una situación similar era la Cristian Zapata, debería ser reemplazado por un golpe en el tobillo, y tal vez un cambio más, pero lo que no se esperaba era que los once fueran "nuevos".

Aun con todos los cambios, la confianza de la afición en su selección permaneció, uno por el deseo de triunfar y otro por que se entendía que si fueron convocados a la selección, en cualquier momento podían jugar.

Las consecuencias de la decisión técnica aparecieron desde el primer minuto: algo de nerviosismo, posiblemente porque son jugadores muy jóvenes (son de la selección olímpica 2016), y tal vez un compromiso superior al mismo deseo de jugar. Al frente jugadores de experiencia: aun cuando era su último partido en la Copa América Centenario, lo enfrentaba con la misma seriedad que el amistoso más fácil. Resultado; no se habían jugado dos minutos y ya Costa Rica ganaba.


Para los que más saben de fútbol,  lo que estaba pasando no era sorpresivo, ya Colombia había mostrado debilidades, ganando con los titulares.

Los jugadores trataron de sobreponerse consiguiendo un empate provisional, pero los problemas no se solucionaron, al equipo le faltaba un conductor, a los delanteros no les llegaban balones, dábamos ventaja en defensa, en la mitad; en otras palabras en ningún sector del campo se podía encontrar claridad. Los costarricenses conscientes de nuestra situación aumentaron la ventaja, dos goles más,  ya el tema era un poco humillante.

Pasado el chaparrón de la primera parte, el director técnico Pekerman debía enmendar el error, ingresó a James Rodríguez y Edwin Cardona, sin embargo la situación no parecía cambiar, el problema era mayor; un cambio más, entró Juan Guillermo Cuadrado, y por esa vía se consiguió mejorar, al final insuficiente, los tres cambios sirvieron para hacer un gol más y  que el equipo saliera cabizbajo.

Obviamente las preguntas surgieron: menospreciamos al rival?, creímos que con nombre les ganábamos?, la juventud y la renovación sería capaz triunfar independiente de quien estuviera al frente?

Creo que todos coinciden en que dábamos por descontado que un rival eliminado podría ser derrotado de cualquier manera, la realidad fue otra, como de inmediato apareció en el campo, realidad que nos hizo evocar el recuerdo de lo sucedido en Londrina, "solo un desastre nos podía sacar de la olimpiada y pasó, por fortuna anoche ya estábamos clasificados, eso sí regalamos el primer puesto.

Después si lo que se quería era probar todo un equipo, ese no era el momento ni el lugar, los campos de entrenamiento y los amistosos resultan mejor y se exponen menos a la crítica.

La afición tampoco se puede decir tan radical diciendo que los jugadores fueron inferiores a la confianza; si están ahí es porque los juzgamos los mejores en sus posiciones, pero los once que salieron anoche están en etapa de acoplamiento a una estructura; eso fue lo que mostraron.

Como lección y sin olvidar otras, debe tenerse en cuenta la tan trillada expresión de los jugadores, "no hemos ganado nada, vamos a respetar al rival", y a partir de esa misma expresión agregar que la afición también merece respeto. 


Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda

viernes, 3 de junio de 2016

Colombia con pie derecho en la Copa Centenario, dos a cero sobre USA


Colombia inició bien el camino en la Copa Centenario, dos a cero sobre Estados Unidos de América, el primero de Zapata y el segundo de James Rodríguez. Preocupación en la selección por la lesión de James Rodríguez.

El primer tiempo tuvo tres momentos, uno que terminó con la primera anotación de la Copa Centenario originada con un balón de Cardona desde la esquina, recibió Cristian Zapata de primera y venció al meta norteamericano Brad Guzan, a penas iban siete minutos.

Más tarde se intentó aumentar el marcador, primero con  Sebastián Pérez, lo intentó de media distancia, estábamos en los quince, luego a los 21 otra vez  Cardona con una media vuelta encontró bien colocado a Brad Guzan.

Cuando mediaba la primera, el momento era para Estados Unidos tomando la iniciativa, adelantando las lineas, por su parte Colombia se veía un poco dominado replegándose un poco.

Quizá cuando Colombia menos lo merecía y hacía menos por el ataque, una mano de Yedlin en el área generó la oportunidad para que el marcador aumentara, el 10  James Rodríguez decidió cobrar y sin pensarlo mucho la tiró rasante y pegado al palo de la mano izquierda del meta estadounidense, era el tercer momento con el que Colombia lograba una cómoda ventaja. 

El primer tiempo terminó sin que Colombia pudiera brillar mucho, pero si con mucha eficacia. 

Si en la primera parte Colombia no mostraba buen fútbol, los primeros 15 eran para diversión de la afición y el enfado de los jugadores de Estados Unidos.

Los norteamericanos sin embargo lograron sacudirse un poco, primero un remate  que evitaron Perez y el mismo Ospina y  luego Demsey a los 63 remató pero para su infortunio  Ospina nuevamente desvió, excelente atajada del meta colombiano para un tremendo balón del atacante de USA.

Cuando menos se esperaba apareció la preocupación para Colombia, James Rodríguez cayó sobre el brazo izquierdo, una molestia para el 10 de Colombia que fue suficiente para reemplazarlo por Celis. 

A partir aquí Colombia reajustó el equipo, con un Cardona más influyente por la mitad y por la derecha Cuadrado, en una de las pocas oportunidades que tuvo Bacca erró un tiro que dio en la palo, un balón que surgió de los pies de Cardona.

Estados Unidos trató de descontar pero no pudo, cuando iba 75 trataron de derrotar a Ospina con un tiro un poco desviado, Torres había fallado un poco en el cierre.

Para el cierre del partido, Pekerman realizó cambios: primero Carlos Sánchez por Perez, que parecía un poco cansado y Dayro Moreno quien ingresó por Bacca.

Final con la alegría de ganar el primer partido pero con el sinsabor de la lesión de James y la incertidumbre que pueda jugar en los siguientes partidos. Si hay que destacar a alguien serían: Cuadrado, Cardona,Arias y el mismo Ospina.

Celio E. Pineda Rodríguez
Bogotá D.C - Colombia
Twitter: @celiopineda