lunes, 15 de agosto de 2016

Un peso de recompensa al gobernante que impida más muertes de niños por causas evitables.

A diario diversos organismos del Estado ofrecen millonarias recompensas que pueden ir de uno a pocos millones de pesos, si se trata de un ciudadano de nombre y apellido  poco conocido (o conocido solamente en su círculo), hasta miles de millones, si es un personaje que, aunque no tenga reconocimiento, es popular,  tiene familia en el estado, o ni una cosa ni la otra, pero puede representar minutos en los medios.

Al mismo tiempo la prensa anuncia - El Heraldo - e menos de 24 horas murieron dos niños por desnutrición en La Guajira, por lo que la cifra de fallecidos por este causa en lo que va corrido del año se eleva a 38"; según UN Peridico: "cada año mueren en Colombia cerca de 10.000 menores de 5 años por causas prevenibles. De esas muertes, por lo menos el 30 por ciento ocurre por desnutrición", un gran número si se compara con los 29000 que mueren a diario en el mundo, por diversas causas; la mitad mueren por desnutrición, falta de agua potable y saneamiento,cifras de la UNICEF. En estos casos, ni la policía, ni el gobierno ofertan esos miles de millones para eliminar el problema o mejor aún para reducir las desalentadoras cifras.


Infortunadamente las muertes de los niños generan toda suerte de reacciones: los que aprovechan para ganar audiencia, y los que desde la oposición con sus "inteligentes comentarios" atacan al estado, aún habiendo tenido su propia oportunidad de hacer un cambio siendo parte de este y poco o nada hicieron. 

Mas allá de acciones temporales, habrá alguien desde el Estado que tenga planes y proyectos que estén orientados a reducir o, mejor aún, desaparecer las muertes por desnutrición. Si esto fuera posible, ese alguien merecería un peso de recompensa  por alcanzar esta meta (solo un simbolismo porque es una obligación y no deben esperar recompensa alguna).

Ahora que algunos estamos optimistas por la firma de terminación del conflicto con las FARC, ¿habrá algún punto en las negociaciones que considere dejar un centavo para acabar con las muertes por causa de desnutrición? Sería suficiente que redujeran un par de puntos el presupuesto dedicado a defensa, o a proteger a nuestros "honorables" representantes y senadores. En este caso los negociadores serían merecedores del peso de recompensa o de una gran repulsa si ni siquiera lo han pensado.

Suena irónico que para conseguir algo de conciencia en el ciudadano debamos pagarle por denunciar lo que por nada del mundo debería callarse.

Celio Pineda Rodríguez
@celiopineda


sábado, 18 de junio de 2016

Del pie de Ospina, Colombia clasificó a las semis de la Copa Centenario


Colombia enfrentará en semifinales de la Copa América Centenario 2016 al ganador entre Chile - México, como esperaba la afición colombiana mandando a casa a los peruanos con su juego fuerte. La lotería de los tiros desde el punto penal definió el partido, con un David Ospina que no necesita suerte para destacarse.  En el tiempo regular con las manos evitó que Colombia cayera y en los penales con una sacada al mejor estilo de la tijera.

Con la lección aprendida ante Costa Rica, esta vez el técnico colombiano salió con un equipo que en el papel era mejor que los de Gareca, más tarde ellos demostrarían que superaron a Colombia en el juego sucio, eso si con la anuencia del señor Laustou.

A lo largo de los noventa minutos se veía un partido muy cortado, casi que cada dos minutos un jugador en el piso, alguno por mañoso, otros porque la tarea era ablandar a los talentosos o quizá buscar un desequilibrio con expulsiones, pero para infortunio de Gareca, el árbitro parecía que había dejado las tarjetas. Casi mediando la segunda parte Laustou recordó donde las había puesto, sacó una por equipo y los ánimos se apaciguaron.

El juego fuerte y un Perú con unas líneas muy jutas impidieron que los talentos aparecieran, pero como el juego estuvo por la mitad del campo favoreció a Carlos Sánchez; recobró su importancia y mostró de que está hecho,  hasta ayer había perdido la titularidad. Por la misma circunstancia Daniel Torres pudo mostrar una vez más  que llegó para quedarse.

El planteamiento impedía claridad en las oportunidades de gol, Colombia tenía más que los peruanos, varias llegas con posibilidades, sinembargo solo una con verdadero peligro, terminó en el poste de la mano derecha de Pedro Gallese y casi cerrando el partido por parte de Perú, la que de manera extraordinaria atajó David Ospina; el inexplicable suplete del Arsenal.

Como no se pudo decidir en el tiempo regular, los tiros desde el punto penal debían decidir quien avanzaba, todos cobradores colombianos estuvieron impecables, trabajo complementado por Ospina, sin duda el héroe de la noche, atajó uno de tijera: magia también en el pie. El siguiente cobrador peruano parece que no pudo con la responsabilidad, se veía nervioso y tal vez consciente del arquerazo colombiano que tenía en frente, falló tirando el balón por encima. 

Merecidamente Colombia celebró, esperando rival en la siguiente fase, a los mexicanos de Juan Carlos Osorio o Chile  los de Juan Antonio Pizzi, ambos duros equipos, los mexicanos han estado muy cerca del título, los chilenos los actuales campeones.

El DT de Colombia con seguridad anoche mismo inició el análisis del  comportamiento del equipo ante los peruanos  y  del posible rival. Deberá decidir si deja a Cardona en la titularidad, desdibujado completamente en este juego, solo puede se una mala noche.

Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda

domingo, 12 de junio de 2016

Lección aprendida. Colombia perdió 3 a 2 ante Costa Rica.

Colombia avanzó a la siguiente ronda de la Copa América Centenario pese a la derrota 3 a 2 frente a Costa Rica, Colombia también cedió el primer puesto con una apuesta atrevida o con menosprecio por el rival.

Para enfrentar al ya eliminado Costa Rica, la afición, la prensa y los ocasionales que ven fútbol, entendían que habrían cambios: unos por necesidad y otros más porque hacía falta darle minutos principalmente a los  jugadores de la renovación de la selección.

Se tenía en mente que a James Rodríguez se le darían descanso luego no solo del sacrificio ante Paraquay, sino de la lesión que había tenido, una situación similar era la Cristian Zapata, debería ser reemplazado por un golpe en el tobillo, y tal vez un cambio más, pero lo que no se esperaba era que los once fueran "nuevos".

Aun con todos los cambios, la confianza de la afición en su selección permaneció, uno por el deseo de triunfar y otro por que se entendía que si fueron convocados a la selección, en cualquier momento podían jugar.

Las consecuencias de la decisión técnica aparecieron desde el primer minuto: algo de nerviosismo, posiblemente porque son jugadores muy jóvenes (son de la selección olímpica 2016), y tal vez un compromiso superior al mismo deseo de jugar. Al frente jugadores de experiencia: aun cuando era su último partido en la Copa América Centenario, lo enfrentaba con la misma seriedad que el amistoso más fácil. Resultado; no se habían jugado dos minutos y ya Costa Rica ganaba.


Para los que más saben de fútbol,  lo que estaba pasando no era sorpresivo, ya Colombia había mostrado debilidades, ganando con los titulares.

Los jugadores trataron de sobreponerse consiguiendo un empate provisional, pero los problemas no se solucionaron, al equipo le faltaba un conductor, a los delanteros no les llegaban balones, dábamos ventaja en defensa, en la mitad; en otras palabras en ningún sector del campo se podía encontrar claridad. Los costarricenses conscientes de nuestra situación aumentaron la ventaja, dos goles más,  ya el tema era un poco humillante.

Pasado el chaparrón de la primera parte, el director técnico Pekerman debía enmendar el error, ingresó a James Rodríguez y Edwin Cardona, sin embargo la situación no parecía cambiar, el problema era mayor; un cambio más, entró Juan Guillermo Cuadrado, y por esa vía se consiguió mejorar, al final insuficiente, los tres cambios sirvieron para hacer un gol más y  que el equipo saliera cabizbajo.

Obviamente las preguntas surgieron: menospreciamos al rival?, creímos que con nombre les ganábamos?, la juventud y la renovación sería capaz triunfar independiente de quien estuviera al frente?

Creo que todos coinciden en que dábamos por descontado que un rival eliminado podría ser derrotado de cualquier manera, la realidad fue otra, como de inmediato apareció en el campo, realidad que nos hizo evocar el recuerdo de lo sucedido en Londrina, "solo un desastre nos podía sacar de la olimpiada y pasó, por fortuna anoche ya estábamos clasificados, eso sí regalamos el primer puesto.

Después si lo que se quería era probar todo un equipo, ese no era el momento ni el lugar, los campos de entrenamiento y los amistosos resultan mejor y se exponen menos a la crítica.

La afición tampoco se puede decir tan radical diciendo que los jugadores fueron inferiores a la confianza; si están ahí es porque los juzgamos los mejores en sus posiciones, pero los once que salieron anoche están en etapa de acoplamiento a una estructura; eso fue lo que mostraron.

Como lección y sin olvidar otras, debe tenerse en cuenta la tan trillada expresión de los jugadores, "no hemos ganado nada, vamos a respetar al rival", y a partir de esa misma expresión agregar que la afición también merece respeto. 


Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda

viernes, 3 de junio de 2016

Colombia con pie derecho en la Copa Centenario, dos a cero sobre USA


Colombia inició bien el camino en la Copa Centenario, dos a cero sobre Estados Unidos de América, el primero de Zapata y el segundo de James Rodríguez. Preocupación en la selección por la lesión de James Rodríguez.

El primer tiempo tuvo tres momentos, uno que terminó con la primera anotación de la Copa Centenario originada con un balón de Cardona desde la esquina, recibió Cristian Zapata de primera y venció al meta norteamericano Brad Guzan, a penas iban siete minutos.

Más tarde se intentó aumentar el marcador, primero con  Sebastián Pérez, lo intentó de media distancia, estábamos en los quince, luego a los 21 otra vez  Cardona con una media vuelta encontró bien colocado a Brad Guzan.

Cuando mediaba la primera, el momento era para Estados Unidos tomando la iniciativa, adelantando las lineas, por su parte Colombia se veía un poco dominado replegándose un poco.

Quizá cuando Colombia menos lo merecía y hacía menos por el ataque, una mano de Yedlin en el área generó la oportunidad para que el marcador aumentara, el 10  James Rodríguez decidió cobrar y sin pensarlo mucho la tiró rasante y pegado al palo de la mano izquierda del meta estadounidense, era el tercer momento con el que Colombia lograba una cómoda ventaja. 

El primer tiempo terminó sin que Colombia pudiera brillar mucho, pero si con mucha eficacia. 

Si en la primera parte Colombia no mostraba buen fútbol, los primeros 15 eran para diversión de la afición y el enfado de los jugadores de Estados Unidos.

Los norteamericanos sin embargo lograron sacudirse un poco, primero un remate  que evitaron Perez y el mismo Ospina y  luego Demsey a los 63 remató pero para su infortunio  Ospina nuevamente desvió, excelente atajada del meta colombiano para un tremendo balón del atacante de USA.

Cuando menos se esperaba apareció la preocupación para Colombia, James Rodríguez cayó sobre el brazo izquierdo, una molestia para el 10 de Colombia que fue suficiente para reemplazarlo por Celis. 

A partir aquí Colombia reajustó el equipo, con un Cardona más influyente por la mitad y por la derecha Cuadrado, en una de las pocas oportunidades que tuvo Bacca erró un tiro que dio en la palo, un balón que surgió de los pies de Cardona.

Estados Unidos trató de descontar pero no pudo, cuando iba 75 trataron de derrotar a Ospina con un tiro un poco desviado, Torres había fallado un poco en el cierre.

Para el cierre del partido, Pekerman realizó cambios: primero Carlos Sánchez por Perez, que parecía un poco cansado y Dayro Moreno quien ingresó por Bacca.

Final con la alegría de ganar el primer partido pero con el sinsabor de la lesión de James y la incertidumbre que pueda jugar en los siguientes partidos. Si hay que destacar a alguien serían: Cuadrado, Cardona,Arias y el mismo Ospina.

Celio E. Pineda Rodríguez
Bogotá D.C - Colombia
Twitter: @celiopineda

viernes, 8 de enero de 2016

Fin del conflicto con las Farc, el mejor deseo en 2016 para los Colombianos.


Llevamos casi un tercio del primer mes de 2016, nos hemos deseado éxitos en cuanto proyecto emprendamos, pero no leí en ningún mensaje que expresara un deseo por una paz del colectivo de colombianos. ¿Será porque estamos muy seguros de conseguir la terminación del conflicto con las FARC o porque el escepticismo no permite siquiera hacer una conjetura?

Con el proceso de paz que se lleva a cabo entre el Gobierno Colombiano y FARC, hay voces desde quienes por conveniencia expresan su deseo de un país en paz, hasta los que verdaderamente lo han intentado: por un lado con hechos de paz (ver cronología la paz se toma la palabra) y otros iniciando procesos, con éxito relativo, y alguno más disfrazado de éxito (Ver Semana, Verdades y Mentiras). En medio de los intentos, sin duda el imaginario de los colombianos, es vivir en paz.

El proceso iniciado por el actual presidente de los colombianos, Juan Manuel Santos, ha tenido defensores y detractores como es natural en cualquier proyecto - difícil llegar a tener del mismo lado a todos -. Como sea solucionaron el tema que condujo al fracaso del Sr. Pastrana Arango en el Caguán, ceder territorio para los diólogos, una las 42.000 razones. La Habana (Cuba), lugar  de la mesa diálogo.

En las ya muchas reuniones, desde la instalación en Oslo, los diálogos han ido entre encuentros y desencuentros, entre secuestros y asesinatos, entre marchas en Pro de la paz y de rechazo por el proceso (leer Cronología de los diálogos de paz). En últimas un diálogo dentro del conflicto, no solo el armado,  sino el familiar, el del trabajo y el más sonado, el de los opositores.

Tal vez de los hechos vividos en lo trascurrido del proceso, se derive una percepción tan polarizada de los colombianos frente al proceso, identificándose contradicciones en lo que piensan: "hay grandes contradicciones en la opinión pública frente al proceso de negociaciones entre el gobierno y las FARC. Aunque hay un apoyo mayoritario a la salida negociada del conflicto, los colombianos no están dispuestos a cederle muchas cosas a la guerrilla"- cita de: Semana - Las contradicciones de los colombianos frente al proceso de paz -. 

¿A qué puede atribuírsele estas contradicciones?. Uno probablemente a que los colombianos no han sido suficientemente ilustrados con lo que se está negociando en la mesa de diálogo, que ha tenido eco la lectura de organizaciones como la ONG, Human Rights Watch, en la que se ponen de relieve situaciones, que el gobierno nacional debe analizar y que si hay que corregir, el equipo negociador deberá defenderlas en la mesa, y otro porque quienes son contradictores a ultranza hayan conseguido sus objetivos. 

Lo cierto es que como en cualquier proceso de paz habrá que hacer algunas concesiones, en cualquier solución de conflictos deben hacerse. y de hecho ya se han realizado en la misma Colombia. Muchos integrantes del M19 fueron indultados en 1990  de acuerdo a los consagrado en la Ley 77 de 1989 y después a miembros de las autodefensas; autorizados según lo establecido en la Ley 782 de 2002.

Como lo ha prometido el Gobierno Nacional, los colombianos esperamos que 2016 sea el fin del conflicto, por lo menos con el grupo llamado FARC, y que sea el mayor insumo para terminarlo con los demás grupos insurgentes. Con seguridad todos esperamos que los acuerdos no afecten negativamente al conjunto de los colombianos y que tengamos la posibilidad de manifestar nuestro apoyo o rechazo en las urnas. 


¡Que en 2016 termine el conflicto y tengamos solo hechos de paz, mandatarios y organismos de seguridad sin hechos de corrupción!
 __________________
Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda

sábado, 24 de octubre de 2015

Elección 2015 por el futuro de una Bogotá mejor

Mañana domingo 25 de octubre los colombianos tendremos la posibilidad de elegir: Gobernadores, Alcaldes, Diputados a la Asamblea, Concejales y Ediles. Utilizar el derecho al voto nos dará la posibilidad de criticar, avalar y caso de necesidad revocar un mandato. Una posición indiferente, no ayuda, no permite cambios, hará que las minorías decidan por todos.

Los bogotanos y los que vivimos en Bogotá debemos tomar una posición responsable frente al panorama que vive la ciudad, por ejemplo en cuanto a tránsito automotor, nuestra ciudad ha sido calificada como una de las peores para conducir; una situación de movilidad que pareciera indiferente a los últimos alcaldes. Cada que se utiliza un vehículo para ir al trabajo o sencillamente para hacer una "vuelta", el ciudadano se pregunta: qué está haciendo el que administra al ciudad?, le importa poco el problema?, deberían reducirse los impuestos por el mal estado de las vías, por los trancones?.

Quizá la movilidad sea el tema que representa el mayor reto para mejorar la calidad de vida de los bogotanos, los candidatos unánimemente están de acuerdo con que una de las soluciones es la construcción del metro; elevado, subterráneo o como sea - la gente espera que de una vez por todas lo hagan -. Parece que complementarán el metro con la construcción de más líneas de transmilenio, obviamente más vías o por lo menos hacerlas más transitables. Quienes tenemos que usar las vías, en automóvil o en servicio público, debemos soportar su mal estado, por ejemplo, la mal llamada autopista norte, que aparte de encontrarse siempre en reparación, sus malos diseños se han complementado con obras  que la afectan negativamente; la terminal de transportes del norte, construida justo donde aumenta el represamiento causado por la reducción de carriles, aumentado los tiempos de desplazamiento.

El nuevo mandatario tendrá el reto enfrentar muchos más asuntos identificados como problemáticas actuales, otros más para evitar que las situaciones se repitan o prever la aparición de nuevos. 

Finalmente después de las 4 pm del domingo 25 sabremos cuál encuesta tenía razón, quién asumirá la responsabilidad para la posición a la que haya puesto a consideración su nombre, la felicidad embargará no solo al elegido sino a sus seguidores, los demás con las caras largas y las fiestas canceladas, tendrán que esperar otro periodo para volver a someter sus nombres.
__________________________
Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda


domingo, 4 de octubre de 2015

Fiestas religiosas entre la devoción y el ruido

Señor de la Columna - Tunja
Colombia es uno de los países con más tradición cristiana;  casi todos los días hay una fiesta religiosa, todas matizadas por procesiones, pólvora y en muchos casos con la participación de bandas marciales. Al final unos fortalecidos en su fe y otros afectados en sus oídos.

Tunja, la capital boyacense, se destaca por su vocación religiosa, la semana santa es especial, en su mayoría la población es devota de santos y santas como la Virgen del Carmen, Del Topo y el Señor de la Columna. Los creyentes se visten acorde con la ocasión, orando y siguiendo al cura en las procesiones. De repente las plegarias son interrumpidas por un estruendo que nos deja helados del susto; son los voladores, que llaman la atención al resto de la población anunciando el festejo y probablemente invitando a participar.

La combinación fiesta y fe, es característica en celebraciones como parte de la tradición católica de los boyacenses. En muchos más municipios la escena se repite casi calcada.

Los que no disfrutan de los festejos son los visitantes a la ciudad, quizá después de un largo viaje intentan conciliar el sueño, pero la pirotecnia que aún resuena a las diez de la noche lo mantiene despierto. Lo mismo podrá ocurrir con quienes circunstancialmente se encuentran en un hospital; el exceso de decibelios hará que sus propias dolencias hagan menos grato estar en la habitación de un hospital. El habitante regular de la ciudad o el ocasional con seguridad tampoco disfruta del ruido.

Como si no fuera suficiente, a las cinco de la mañana los organizadores de las festividades se vuelven a hacer notar con una alborada: más pólvora y el redoble de campanas; el sonido del bronce complementa la interrupción del mejor de los sueños, todo eso en un domingo al amanecer.

Respetando la tradición, creencias de los tunjanos y de innumerables colombianos que también celebran, algún correctivo debería hacerse para hacer más grata y tranquila la estadía del visitante, del residente temporal,  la del paciente del  hospital y por su puesto para el adulto mayor - para quien es difícil conciliar el sueño - y el niño que tiene un sueño muy débil, con lo que sus padres entrarán en vigilia. 

Quizá una solución sea que las autoridades tomen la decisión de regular los horarios en los que se utiliza la pólvora. Hoy que estamos en época electoral y en la que entre los propósitos de quienes aspiran a ocupar cargos públicos es mejorar la calidad de vida de sus habitantes, evidentemente con sus gestas y programas de gobierno, por su puesto, sin afectar la vocación religiosa de sus habitantes. 

Entretanto los que administran el municipio deben tomar las decisiones necesarias; la defensoría del pueblo y la personería municipal, deberían adoptar acciones para reducir la contaminación auditiva: en otros lugares del mundo ya se ha regulado el tema, haciendo menos tediosa la vida de quien no participa en las festividades y  para el que el uso de pólvora y la música con alto volumen, pueden causarle daños.

__________________________
Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda