viernes, 11 de octubre de 2013

Colombia clasificó con méritos, 16 años después, vuelve a un mundial

Después de una remontada histórica Colombia clasificó sin la ayuda de nadie, necesitaba un punto, lo consiguió y el camino lo selló el triunfo de otro colombiano - Reinaldo Rueda - con la selección de Ecuador.

Después de  16 años  Colombia vuelve a un mundial, la alegría, satisfacción, el trabajo y la dedicación de un grupo de colombianos que trabajaron con la entereza y los h... que hace falta cuando el objetivo siempre está tan cerca.

Un poco del partido. Un primer tiempo para el olvido, Chile pasó por encima de Colombia, un Alexis Sánchez que mostró lo que no puede hacer en el Barcelona, los chilenos presionaron la salida de Colombia, que se tradujo en un contundente tres a cero. No se tuvo el control y la contundencia que en otros partidos hizo que el equipo colombiano hiciera la diferencia.

En el segundo tiempo las cosas cambiaron, el equipo le puso lo que hace falta cuando se tiene la confianza y la seguridad, -!que se puede!-, tranquilidad y un técnico que fue capaz de corregir los errores que se cometieron en la primera parte, ajustar lo que fuere necesario, llamar la atención a quien no estuviera haciendo lo que se hubiere planeado. En la tribuna y frente a los televisores tuvimos casi la certeza y la desilusión, que un marcador con el que iniciamos los segundos 45 minutos no era tan fácil o peor aun era imposible de remontar. 

El más optimista no podría dar crédito a lo que sucedería, una Colombia diferente, Gutiérrez logró que el sueño volviera, el arquero chileno hacía una falta parecida a la que hizo el portero colombiano, penalti y Falcao con la serenidad que lo caracteriza, anota el segundo, después el mismo Falcao marcó también por la misma vía, lo impensable, 3 a 3 y Colombia no dependía de nadie. 

Final del partido y la celebración que los colombianos llevaban 16 años esperando, disfrutar y para los responsables del grupo, corregir, para pensar en el último momento frente a Paraguay, cerrar bien e iniciar la preparación que nos permita un mejor desempeño.

Quizá estos momentos en que nos henchimos de colombianidad, la mantengamos aun cuando la adversidad sea lo que tenemos que enfrentar.