domingo, 2 de marzo de 2014

Mundial de ciclismo en pista, Cali 2014

Cali volvió a mostrar porqué es la capital deportiva de Colombia. Se lució realizando el Campeonato Mundial de Ciclismo en Pista, cinco días en los que albergó a unos trescientos deportistas de 32 países, reunidos en dos sesiones diarias. El escenario: el velódromo Alcides Nieto Patiño, un remodelado escenario, en el que la persecución, el kilómetro, la mádison, la velocidad, el keirin, Scratch, y el omnium,  hicieron que el maderamen caleño vibrara con cada pedalazo y con el acompañamiento de la afición. 

Alemanes, franceses, australianos, neozelandeses, rusos, norteamericanos, belgas, los de reino unido,  y por su puesto un colombiano, los que se colgaron las medallas de oro.  Los nombres que más se escucharon: François Pervis, campeón del kilómetro, el keirin y la velocidad, el francés se consagró como la estrella del mundial. La estrella por Colombia fue, el campeón del mundo en la prueba por puntos, Edwin Alcibiades Ávila Vanegas que llenó de emoción a la afición reunida en el velódromo. 40 kilómetros en los que demostró porqué es una de las mayores promesas del ciclismo colombiano, ratificando su dominio en esa prueba, de manera sólida y contundente, obtuvo 70 puntos dorados necesarios para hacer sonar el himno nacional en el Alcides Nieto Patiño. Pero el colombiano que abrió la puerta del medallero fue Fabian Puerta Zapata en la prueba del keirin. El jueves llenó de gloria a Colombia que celebró, como oro, la medalla  de plata. Representó el primer podio de los 20 luchadores colombianos que representaban el ciclismo patrio.

En las mujeres, nuevamente y pese a que no obtuvo medalla, Maria Luisa Calle, también animó la pista y a la afición caleña, con varios años de experiencia encima, la paisa participó en la prueba por puntos y en la persecución. Una mujer hecha de la misma madera con la que construyó la pista, resistente e inagotable. Habrá que agradecerle siempre su pasión y ganas de levantar la tricolor.

Con miras a la olimpiada, las posibilidades en el ciclismo masculino son grandes, pero en las mujeres se requiere recambio. Estuvieron lejos de las Vogel, Roswell, Tore y Crue, entre otras; un año para trabajar mucho.

Colombia cumplió con la  organización y  en lo deportivo; un oro y una plata. Destacado también el público que acompañó algo tímido en los dos primeros días, al final casi lleno el escenario.  Los que visitaron Cali, con seguridad se irán con la esperanza de regresar, si no a competir nuevamente, a disfrutar de la ciudad, o de nuestra Colombia, que tienen mucho que ofrecerles. 

!!Felicitaciones a Cali,  a su gente y a sus dirigentes!!!!