Mostrando entradas con la etiqueta Bicicleta. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bicicleta. Mostrar todas las entradas

domingo, 3 de mayo de 2015

Ciclistas al garete

Recientemente se ha promovido con gran intensidad el uso de la bicicleta como medio de transporte en la ciudades. Se aducen razones que incluyen: lo ambiental, beneficios para de salud y la reducción de costos de transporte. 

En las poblaciones pequeñas no hace falta incentivarlo, es común ver al campesino, el estudiante y al empleado transportarse en estos vehículos. En las ciudades algo más densamente pobladas; ya muchos la han venido utilizando como herramienta de trabajo; mensajeros, repartidores, y alguno para hacer domicilios. Un grupo muy grande la disfruta con medio para la recreación; domingos y festivos en la ciclovía y otros más en las competiciones; esos que nos harán sentir orgullosos en el mundo del ciclismo.

En general los ciudadanos aceptan el uso de la bici como posibilidad para transportarse, salvo quizá,  por la insuficiente infraestructura en ciclo rutas y  el deplorable estado de las vías de nuestras ciudades, que atentan contra la integridad no solo del ciclista, sino del automovilista y de quien camina.

Pero en lo que con seguridad, no están de acuerdo los ciudadanos, es con el comportamiento de muchos ciclistas: no respetan los semáforos, no utilizan las ciclovías, en los puentes peatonales van montados, poniendo en riesgo a los ciudadanos de a pie - por fortuna son pocos los bárbaros que lo hacen -, muchos no usan protección alguna; cascos o guantes, no se les puede ver en la noche - su prendas de vestir no tienen nada reflectivo -

Pareciera que el Código Nacional de Tránsito no tuviera nada en relación con estos vehículos, si embargo en este se lee claramente en el artículo 94, que se establecieron normas generales para bicicletas, triciclos, motocicletas, motociclos y mototriciclos. Comúnmente vemos que muchas de estas normas son violadas por los ciclistas:

No se utilizan los chalecos reflectivos; haría más fácil tenerlos bajo control visual.

En las carreteras producto del cansancio o del afán, algunos se apoyan en camiones; un gran riesgo por la velocidad del camión, o sencillamente por los imponderables de la carretera.

Transitan por andenes  destinados al tránsito de peatones; la velocidad a la que transitan, puede conducir a un atropello de peatones de quienes confiados caminan por ahí.

Aun habiendo la posibilidad de utilizar la ciclovías y ciclo rutas, muchos por su arrogancia prefieren las vías destinadas para automóviles, exponiéndose al riesgo que significa ir entre vehículos automotores, entre estos el más inesperado; el motociclista.

 

Una de errores más frecuentes del ciclista, es el irrespeto por las señales de tránsito, pareciera que entienden que solo aplican a los automóviles .
 

Por su propia integridad quien monte una bicicleta debería utilizar casco de seguridad - algunos se atreven a criticar su uso -, en el mejor de los casos, usan cachuchas para su protección. En alguna ocasión a las autoridades de tránsito colombianas se les veía imponiendo comparendos por el incumplimiento de esta normativa, temporalmente tuvo éxito, algún burócrata o quien quería ganar algún voto, decidió que había algo más importante que controlar. Hoy lo raro es ver a los ciclistas con el casco puesto, de repente alguien lo porta en la mano o en la parrilla.

¿Hará falta entonces mano dura para que se hagan cumplir las normas? - difícil cuando ya en el control del tránsito de vehículos no hay suficiente personal o la prioridades no van entorno a esta problemática.

Será mejor una apropiación de las normas y más que eso del respeto por la integridad de los demás y de propia.

Quizá la solución más racional sería retomar el tema de la cultura ciudadana, con la que los ciudadanos tomamos conciencia de algunas de las barbaridades que cometemos y no solo nos ponen en riesgo a nosotros mismos sino a los demás.
__________________