domingo, 12 de junio de 2016

Lección aprendida. Colombia perdió 3 a 2 ante Costa Rica.

Colombia avanzó a la siguiente ronda de la Copa América Centenario pese a la derrota 3 a 2 frente a Costa Rica, Colombia también cedió el primer puesto con una apuesta atrevida o con menosprecio por el rival.

Para enfrentar al ya eliminado Costa Rica, la afición, la prensa y los ocasionales que ven fútbol, entendían que habrían cambios: unos por necesidad y otros más porque hacía falta darle minutos principalmente a los  jugadores de la renovación de la selección.

Se tenía en mente que a James Rodríguez se le darían descanso luego no solo del sacrificio ante Paraquay, sino de la lesión que había tenido, una situación similar era la Cristian Zapata, debería ser reemplazado por un golpe en el tobillo, y tal vez un cambio más, pero lo que no se esperaba era que los once fueran "nuevos".

Aun con todos los cambios, la confianza de la afición en su selección permaneció, uno por el deseo de triunfar y otro por que se entendía que si fueron convocados a la selección, en cualquier momento podían jugar.

Las consecuencias de la decisión técnica aparecieron desde el primer minuto: algo de nerviosismo, posiblemente porque son jugadores muy jóvenes (son de la selección olímpica 2016), y tal vez un compromiso superior al mismo deseo de jugar. Al frente jugadores de experiencia: aun cuando era su último partido en la Copa América Centenario, lo enfrentaba con la misma seriedad que el amistoso más fácil. Resultado; no se habían jugado dos minutos y ya Costa Rica ganaba.


Para los que más saben de fútbol,  lo que estaba pasando no era sorpresivo, ya Colombia había mostrado debilidades, ganando con los titulares.

Los jugadores trataron de sobreponerse consiguiendo un empate provisional, pero los problemas no se solucionaron, al equipo le faltaba un conductor, a los delanteros no les llegaban balones, dábamos ventaja en defensa, en la mitad; en otras palabras en ningún sector del campo se podía encontrar claridad. Los costarricenses conscientes de nuestra situación aumentaron la ventaja, dos goles más,  ya el tema era un poco humillante.

Pasado el chaparrón de la primera parte, el director técnico Pekerman debía enmendar el error, ingresó a James Rodríguez y Edwin Cardona, sin embargo la situación no parecía cambiar, el problema era mayor; un cambio más, entró Juan Guillermo Cuadrado, y por esa vía se consiguió mejorar, al final insuficiente, los tres cambios sirvieron para hacer un gol más y  que el equipo saliera cabizbajo.

Obviamente las preguntas surgieron: menospreciamos al rival?, creímos que con nombre les ganábamos?, la juventud y la renovación sería capaz triunfar independiente de quien estuviera al frente?

Creo que todos coinciden en que dábamos por descontado que un rival eliminado podría ser derrotado de cualquier manera, la realidad fue otra, como de inmediato apareció en el campo, realidad que nos hizo evocar el recuerdo de lo sucedido en Londrina, "solo un desastre nos podía sacar de la olimpiada y pasó, por fortuna anoche ya estábamos clasificados, eso sí regalamos el primer puesto.

Después si lo que se quería era probar todo un equipo, ese no era el momento ni el lugar, los campos de entrenamiento y los amistosos resultan mejor y se exponen menos a la crítica.

La afición tampoco se puede decir tan radical diciendo que los jugadores fueron inferiores a la confianza; si están ahí es porque los juzgamos los mejores en sus posiciones, pero los once que salieron anoche están en etapa de acoplamiento a una estructura; eso fue lo que mostraron.

Como lección y sin olvidar otras, debe tenerse en cuenta la tan trillada expresión de los jugadores, "no hemos ganado nada, vamos a respetar al rival", y a partir de esa misma expresión agregar que la afición también merece respeto. 


Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda

viernes, 3 de junio de 2016

Colombia con pie derecho en la Copa Centenario, dos a cero sobre USA


Colombia inició bien el camino en la Copa Centenario, dos a cero sobre Estados Unidos de América, el primero de Zapata y el segundo de James Rodríguez. Preocupación en la selección por la lesión de James Rodríguez.

El primer tiempo tuvo tres momentos, uno que terminó con la primera anotación de la Copa Centenario originada con un balón de Cardona desde la esquina, recibió Cristian Zapata de primera y venció al meta norteamericano Brad Guzan, a penas iban siete minutos.

Más tarde se intentó aumentar el marcador, primero con  Sebastián Pérez, lo intentó de media distancia, estábamos en los quince, luego a los 21 otra vez  Cardona con una media vuelta encontró bien colocado a Brad Guzan.

Cuando mediaba la primera, el momento era para Estados Unidos tomando la iniciativa, adelantando las lineas, por su parte Colombia se veía un poco dominado replegándose un poco.

Quizá cuando Colombia menos lo merecía y hacía menos por el ataque, una mano de Yedlin en el área generó la oportunidad para que el marcador aumentara, el 10  James Rodríguez decidió cobrar y sin pensarlo mucho la tiró rasante y pegado al palo de la mano izquierda del meta estadounidense, era el tercer momento con el que Colombia lograba una cómoda ventaja. 

El primer tiempo terminó sin que Colombia pudiera brillar mucho, pero si con mucha eficacia. 

Si en la primera parte Colombia no mostraba buen fútbol, los primeros 15 eran para diversión de la afición y el enfado de los jugadores de Estados Unidos.

Los norteamericanos sin embargo lograron sacudirse un poco, primero un remate  que evitaron Perez y el mismo Ospina y  luego Demsey a los 63 remató pero para su infortunio  Ospina nuevamente desvió, excelente atajada del meta colombiano para un tremendo balón del atacante de USA.

Cuando menos se esperaba apareció la preocupación para Colombia, James Rodríguez cayó sobre el brazo izquierdo, una molestia para el 10 de Colombia que fue suficiente para reemplazarlo por Celis. 

A partir aquí Colombia reajustó el equipo, con un Cardona más influyente por la mitad y por la derecha Cuadrado, en una de las pocas oportunidades que tuvo Bacca erró un tiro que dio en la palo, un balón que surgió de los pies de Cardona.

Estados Unidos trató de descontar pero no pudo, cuando iba 75 trataron de derrotar a Ospina con un tiro un poco desviado, Torres había fallado un poco en el cierre.

Para el cierre del partido, Pekerman realizó cambios: primero Carlos Sánchez por Perez, que parecía un poco cansado y Dayro Moreno quien ingresó por Bacca.

Final con la alegría de ganar el primer partido pero con el sinsabor de la lesión de James y la incertidumbre que pueda jugar en los siguientes partidos. Si hay que destacar a alguien serían: Cuadrado, Cardona,Arias y el mismo Ospina.

Celio E. Pineda Rodríguez
Bogotá D.C - Colombia
Twitter: @celiopineda

viernes, 8 de enero de 2016

Fin del conflicto con las Farc, el mejor deseo en 2016 para los Colombianos.


Llevamos casi un tercio del primer mes de 2016, nos hemos deseado éxitos en cuanto proyecto emprendamos, pero no leí en ningún mensaje que expresara un deseo por una paz del colectivo de colombianos. ¿Será porque estamos muy seguros de conseguir la terminación del conflicto con las FARC o porque el escepticismo no permite siquiera hacer una conjetura?

Con el proceso de paz que se lleva a cabo entre el Gobierno Colombiano y FARC, hay voces desde quienes por conveniencia expresan su deseo de un país en paz, hasta los que verdaderamente lo han intentado: por un lado con hechos de paz (ver cronología la paz se toma la palabra) y otros iniciando procesos, con éxito relativo, y alguno más disfrazado de éxito (Ver Semana, Verdades y Mentiras). En medio de los intentos, sin duda el imaginario de los colombianos, es vivir en paz.

El proceso iniciado por el actual presidente de los colombianos, Juan Manuel Santos, ha tenido defensores y detractores como es natural en cualquier proyecto - difícil llegar a tener del mismo lado a todos -. Como sea solucionaron el tema que condujo al fracaso del Sr. Pastrana Arango en el Caguán, ceder territorio para los diólogos, una las 42.000 razones. La Habana (Cuba), lugar  de la mesa diálogo.

En las ya muchas reuniones, desde la instalación en Oslo, los diálogos han ido entre encuentros y desencuentros, entre secuestros y asesinatos, entre marchas en Pro de la paz y de rechazo por el proceso (leer Cronología de los diálogos de paz). En últimas un diálogo dentro del conflicto, no solo el armado,  sino el familiar, el del trabajo y el más sonado, el de los opositores.

Tal vez de los hechos vividos en lo trascurrido del proceso, se derive una percepción tan polarizada de los colombianos frente al proceso, identificándose contradicciones en lo que piensan: "hay grandes contradicciones en la opinión pública frente al proceso de negociaciones entre el gobierno y las FARC. Aunque hay un apoyo mayoritario a la salida negociada del conflicto, los colombianos no están dispuestos a cederle muchas cosas a la guerrilla"- cita de: Semana - Las contradicciones de los colombianos frente al proceso de paz -. 

¿A qué puede atribuírsele estas contradicciones?. Uno probablemente a que los colombianos no han sido suficientemente ilustrados con lo que se está negociando en la mesa de diálogo, que ha tenido eco la lectura de organizaciones como la ONG, Human Rights Watch, en la que se ponen de relieve situaciones, que el gobierno nacional debe analizar y que si hay que corregir, el equipo negociador deberá defenderlas en la mesa, y otro porque quienes son contradictores a ultranza hayan conseguido sus objetivos. 

Lo cierto es que como en cualquier proceso de paz habrá que hacer algunas concesiones, en cualquier solución de conflictos deben hacerse. y de hecho ya se han realizado en la misma Colombia. Muchos integrantes del M19 fueron indultados en 1990  de acuerdo a los consagrado en la Ley 77 de 1989 y después a miembros de las autodefensas; autorizados según lo establecido en la Ley 782 de 2002.

Como lo ha prometido el Gobierno Nacional, los colombianos esperamos que 2016 sea el fin del conflicto, por lo menos con el grupo llamado FARC, y que sea el mayor insumo para terminarlo con los demás grupos insurgentes. Con seguridad todos esperamos que los acuerdos no afecten negativamente al conjunto de los colombianos y que tengamos la posibilidad de manifestar nuestro apoyo o rechazo en las urnas. 


¡Que en 2016 termine el conflicto y tengamos solo hechos de paz, mandatarios y organismos de seguridad sin hechos de corrupción!
 __________________
Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda