Mostrando entradas con la etiqueta Bogotá D.C.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bogotá D.C.. Mostrar todas las entradas

domingo, 12 de junio de 2016

Cómplices del trabajo infantil

Los semáforos bogotanos en ocasiones sirven para aliviar la tensión generada por la conducción, en otras para incrementarla;>> cuando apenas aparece el amarillo: se pita, se cambia de luces o se acelera, como sea, se pueden ver a algunos ciudadanos aprovechando los segundos en rojo para convencer a los conductores con sus peticiones; unos realizando una actuación relámpago, esperando recibir algo de compensación por su trabajo, quien lo juzga bueno, con la mano izquierda mostrará la ansiada moneda; otros que posiblemente lo agobien, los limpiadores de vidrios y los vendedores de mil cosas.  

En esta última categoría aparte de los adultos, podrá observarse tristemente, la presencia de menores de edad, y entre estos, muchos niños con edades entre 1 a 10 años, unos utilizados porque son bebés, otros porque tienen o son obligados a "hacer algo por sus familias", y otros más porque quieren tener dinero propio.

Cambiando de escenario la situación de los niños trabajadores no será diferente; en las plazas de mercado, en el sector agropecuario o el trabajo doméstico. En estos lugares, muchos niños realizan actividades propias de adultos; cargando pesos que superan su propia capacidad, haciendo jornadas muy largas, superiores a las de muchos adultos - con esfuerzo los que tienen contrato cumplen los horarios -.

>¿Pero acaso son muchos lo niños que trabajan?, ¿cuáles son la cifras sobre trabajo infantil en Colombia?. En informe del Departamento Nacional de Estadísticas - DANE -: la tasa de trabajo infantil (TTI) fue 9,7% en el trimestre octubre – diciembre de 2013 -, para hombres fue 12,5% y para mujeres 6,6%, en la población de 5 a 14 años la TTI fue 5,6% y  de los 15 a 17 años fue 23,1%. Entre los sectores que más emplean menores se destacan: comercio, hoteles, agricultura, industria, transporte, actividades agrícolas y la lista continúa.

¿Qué origina el problema?. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, las causas para que exista el trabajo infantil son diversas: pobreza, violencia intrafamiliar, patrones culturales, permisividad social, falta de oportunidades; falta de cobertura, calidad y cumplimiento de la obligatoriedad de la educación, y algunas contradicciones normativas.

¿Qué implicaciones tiene que un niño sea sometido al trabajo?. La afectación puede ir desde un desarrollo infantil truncado, hasta la imposibilidad de compartir actividades propias de sus edades. En la mayoría de los casos no pueden realizar la formación en la educación básica - obligatoria -  y menos la media, en casos extremos; los accidentes podrán derivar en lesiones permanentes por la carga de pesos superiores a la resistencia de los infantes. Algunos combinan el trabajo con la educación; mezcla indeseable que ocasiona un detrimento en el rendimiento académico, seguramente inferior al promedio; el cansancio produce disminución en la atención; adicionalmente no tendrán tiempo para realizar tareas, y mucho menos, tendrán tiempo para realizar actividades recreativas. 

En el plano internacional, la UNESCO plantea que el problema del trabajo infantil probablemente "es el único gran obstáculo para brindar educación a todos los niños". Según la misma entidad, y a través de La Oficina Internacional del Trabajo, algo cercano a los 250 millones de niños son utilizados como mano de obra barata, sus edades oscilan entre los 5 y 17 años.

Conscientes de las cifras, los ciudadanos del semáforo que quizá dieron alguna moneda a un chico, fue porque lograron conmoverlos o les rompieron el corazón con sus desesperanzados ojos. Involuntariamente, estarán incentivando a los irresponsables adultos para que sigan utilizando los niños en el trabajo, pero si el niño no logró conseguir algún centavo, la consecuencia será un maltrato inmediato.

¿Qué hace el Estado Colombiano alrededor del tema; primero, para reducir el trabajo infantil y después para erradicarlo?. 

Teóricamente se está cumpliendo con los acuerdos alcanzados en la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada en 1989 por la Asamblea General de las Naciones Unidas - Art. 32 - "Los Estados Partes reconocen el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social". 

Probablemente, las entidades gubernamentales lo intentan, en el caso colombiano, reconociendo por lo menos el problema. En la página web del bienestar familiar, aparece este mensaje: "Si los niños y niñas realizan tareas o actividades a cambio de dinero, de alimentos básicos, o para provecho de un adulto que les obliga a trabajar, lo que afecta su salud, su desarrollo físico y psicológico y les impide ir a clases, estas actividades se consideran trabajo infantil.", si esta es la lectura, ¿porqué siguen viéndose niños en los semáforos?.
 
Posiblemente la responsabilidad también la tienen organismos como la Defensoría del Pueblo, los personeros municipales - Art. 178 Ley 136/94 -, obligados a velar por el cumplimiento de los derechos fundamentales y los mismos ciudadanos con el mecanismo de veeduría - Ley 850 de 2013 -. Desafortunadamente los llamados de atención hechos por los funcionarios, van entorno a los problemas que dan más segundos en la tv o entrevistas en la radio y prensa escrita; podrían ser más humildes y cumplir con su funciones sin esperar que se las reconozcan públicamente.

Cada ocasión en la que veamos una persona pidiendo limosna, utilizando un niño dormido a la intemperie, un menor de edad obligado a trabajar, deberíamos denunciarlo y evitar alimentar el problema con alguna moneda.

Vínculos de interés:


DANE . 2014. Trabajo infantil, Octubre-Diciembre 2013. Informe de Prensa. Disponible en: https://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ech/jobinfantil/bol_trab_inf_2013.pdf.

Agencia de información laboral. La problemática del trabajo infantil en Colombia: muchas aristas y pocas soluciones —Informe especial— Disponible en:http://www.ens.org.co/index.shtml?apc=Na--;5;-;-;&x=20167982

La niñez colombiana en cifras. 2002. Disponible en: http://www.unicef.org/colombia/pdf/cifras.pdf

MELVA DÍAZ BETTER. Trabajo infantil en Colombia Las apuestas del Plan Nacional de Desarrollo y la estrategia de política. Disponible en: http://asocajasrevistamasvida.asocajas.org.co/index.php/revista-mas-vida-no-12/82-trabajo-infantil-en-colombia 

Comité Insterinstitucional Nacional. Estrategia nacional para prevenir y erradicar las peores formas de trabajo infantil y proteger la jóven trabajador 


__________________
 

sábado, 24 de octubre de 2015

Elección 2015 por el futuro de una Bogotá mejor

Mañana domingo 25 de octubre los colombianos tendremos la posibilidad de elegir: Gobernadores, Alcaldes, Diputados a la Asamblea, Concejales y Ediles. Utilizar el derecho al voto nos dará la posibilidad de criticar, avalar y caso de necesidad revocar un mandato. Una posición indiferente, no ayuda, no permite cambios, hará que las minorías decidan por todos.

Los bogotanos y los que vivimos en Bogotá debemos tomar una posición responsable frente al panorama que vive la ciudad, por ejemplo en cuanto a tránsito automotor, nuestra ciudad ha sido calificada como una de las peores para conducir; una situación de movilidad que pareciera indiferente a los últimos alcaldes. Cada que se utiliza un vehículo para ir al trabajo o sencillamente para hacer una "vuelta", el ciudadano se pregunta: qué está haciendo el que administra al ciudad?, le importa poco el problema?, deberían reducirse los impuestos por el mal estado de las vías, por los trancones?.

Quizá la movilidad sea el tema que representa el mayor reto para mejorar la calidad de vida de los bogotanos, los candidatos unánimemente están de acuerdo con que una de las soluciones es la construcción del metro; elevado, subterráneo o como sea - la gente espera que de una vez por todas lo hagan -. Parece que complementarán el metro con la construcción de más líneas de transmilenio, obviamente más vías o por lo menos hacerlas más transitables. Quienes tenemos que usar las vías, en automóvil o en servicio público, debemos soportar su mal estado, por ejemplo, la mal llamada autopista norte, que aparte de encontrarse siempre en reparación, sus malos diseños se han complementado con obras  que la afectan negativamente; la terminal de transportes del norte, construida justo donde aumenta el represamiento causado por la reducción de carriles, aumentado los tiempos de desplazamiento.

El nuevo mandatario tendrá el reto enfrentar muchos más asuntos identificados como problemáticas actuales, otros más para evitar que las situaciones se repitan o prever la aparición de nuevos. 

Finalmente después de las 4 pm del domingo 25 sabremos cuál encuesta tenía razón, quién asumirá la responsabilidad para la posición a la que haya puesto a consideración su nombre, la felicidad embargará no solo al elegido sino a sus seguidores, los demás con las caras largas y las fiestas canceladas, tendrán que esperar otro periodo para volver a someter sus nombres.
__________________________
Celio E. Pineda Rodríguez
Twitter: @celiopineda


miércoles, 1 de abril de 2015

Es posible sobrevivir en una motocicleta

En Bogotá y en las ciudades capital de Colombia se forman monumentales trancones, haciendo la vida del ciudadano cada vez más estresante y probablemente cuestionar y maldecir a quienes administran la ciudad; no hacen mucho por mejorar la situación, un intento fue la restricción vehicular - pico y placa -, hoy podríamos llamarle restricción al derecho a unas ciudades que ofrezcan bienestar.

Por cualquier parte de nuestra Bogotá tenemos que vivir la desesperación de llegar a tiempo al trabajo o de volver a casa para tomar un merecido descanso, se intenta buscando alternativas, desvíos, o lo irracional salir de la casa con dos horas de anticipación para hacer un recorrido de 20 kilómetros.

Aparte de la ineficiencia de las autoridades,  los atascos son causados por: un varado; el bárbaro que parqueó en un sitio prohibido - el indisciplinado -, sin importarle la reducción de carriles y con esto la velocidad; un choque simple cerrado con un intercambio de palabras - no propiamente de halagos -; otra más, no tan simple, puede terminar con la vida de conductores o de los peatones, y una más, los curiosos que reducen la velocidad, no para ayudar al accidentado sino para armar su propia historia viendo como quedó -  algo del morbo que tenemos -.

Lo común hasta hace poco era que en la mayoría de los accidentes estaban comprometidos automóviles, hoy la situación ha cambiado. Con frecuencia se encuentra accidentada una moto, desafortunadamente con consecuencias trágicas. A diferencia de los accidentados en automóviles, en estos casos lo único que puede saber el curioso, es el género, por la inconveniencia de retirar los cascos, esta situación impide ver su expresión facial.

Estos eventos han ido en aumento, casi en la misma proporción con la que aumenta el número de motos en las calles, es un tema convertido en un gran problema para Colombia y para el mundo. (los vínculos ilustran los eventos descritos)

¿Por qué tantos accidentados?

El desmedido aumento de motos ingresado a diario a las calles bogotanas - es muy fácil adquirir una moto -, la imprudencia de los motociclistasla impericia de muchos, el exceso de confianza en la conducción, y en otros más, probablemente por la intolerancia de conductores de los automóviles y las mismas motos, cualquiera de estas causas puede estar complementada con el estado de las vías. (En el video una compilación de accidentes en los que se evidencian muchos de los casos mencionados).

¿Qué hacer para sobrevivir en la moto? 

Muchos sitios web consignan la experiencia de motociclistas con consejos para conservar la vida sobre la moto, o quizá de quienes sin ser conductores de motos tenemos que convivir en las calles con estos vehículos. Sin estar montado en una moto, observamos al que zigzaguea, otro que intenta meterse por un espacio muy estrecho - entre carro y carro, carro y separador, o entre moto y moto-, otro más que intentan emular a los Rossi, Márquez; estos expertos en velocidad pero en las pistas. 

Entonces, alguna recomendación no sobra, obvio tienen como fin lo preventivo, sin embargo, si no se consideran se convierten en un riesgo que puede terminar en arrepentimientos:
  • Aprender a conducir y conocer la motocicleta: no da igual conducir una escúter (menos de 100 cc) a una moto de 1000 cc, el aumento en la potencia debe aumentarse el cuidado; el riesgo es mayor. 
  • Conducir a la defensiva: ir a una velocidad segura permite maniobrar más fácilmente.
  • Guardar la distancia de seguridad y hacer que la guarden: en caso de necesidad se podrá maniobrar más fácil.
  • Si puede evite conducir con lluvia, más aún si es intensa: la vía será más deslizante, la visibilidad disminuye.
  • Asegurarse que lo vean: permanecer en los espejos de quien nos precede, usar materiales reflectivos y luces encendidas.
  • Tener en cuenta; las calles no son pistas de carreras: Los motociclistas deberán recordar que los únicos sitios seguros para ir a tope en la velocidad con la potencia brindada por la moto, es el autódromo; se le han hecho zonas de escape, camas de arena para amortiguar las caídas en curvas. En las calles una curva mal tomada, una señal evitada, puede terminarse en una pared, otro vehículo, contra un peatón y el final puede ser fatal.
  • El otro no puede suponer lo que va a realizar.
  • Estar atento a las condiciones de la vía: en nuestra Bogotá no nos pueden garantizar vías para una conducción con confianza.
  • Usar equipo el equipo de brinde la protección adecuada: casco, botas, guantes,  protectores. No usarlos solo porque hay que cumplir una norma.
  • Tener en cuenta las Normas de Comportamiento expresadas en el Código de Tránsito de Colombia, Titulo III, Titulo III, más allá de las amenazas consignadas en el Código; la vida vida no se puede recuperar, el dinero duele al instante en que se pone en las cuentas de la Secretaría de Movilidad, después es posible volverlo a tener.
Aparte de que los usuarios tengan en cuenta estas recomendaciones y la normatividad, deberán concientizarse principalmente del riesgo que representa conducir una motocicleta.

Si bien la mayoría de los motociclistas son ciudadanos comunes y corrientes que utilizan la moto como vehículo de transporte o para el trabajo, las autoridades de tránsito también las usan para su trabajo, pero más que preocuparse por sancionar por el incumplimiento de la norma, ellos mismos deben cumplirlas: usando apropiadamente los cascos y respetando las señales de tránsito.

Como complemento, las autoridades de movilidad deberían hacer algo más formativo para los motociclistas, que les permita una conducción segura, y endurecer las condiciones para la adquisición de una moto, o medidas que desestimulen el uso, conscientes de que no hemos podido brindar un movilidad adecuada en nuestras ciudades.

Para finalizar, en nuestras casas habrá alguien con la preocupación que el día termine bien - sano y salvo - independientemente del vehículo utilizado para salir o llegar a nuestros destinos.



__________________

domingo, 23 de noviembre de 2014

Los artistas del semáforo disminuyen las cifras de desempleo

El gobierno colombiano muestra cifras de desempleo que parecen muy alentadoras, sin embargo en los indicadores se incluye el empleo informal. Dentro estos empleados se encuentra que muchos de esos colombianos tienen como lugar de trabajo el semáforo, se aprovechan de los treinta o más segundos que permanece en rojo; sus clientes: los conductores de carros detenidos por obligación.

En los cruces de calles encontramos los que permanecen horas y horas por ahí, casi siempre bajo un sol abrazador, se nota en sus rostros que no tienen con qué para aplicarse el bloqueador. Algunas de estas personas esperan llamar la atención al ocasional conductor de carro que ha asegurado la parada aplicando el freno de mano, o que quizá subió el vidrio de la ventana de su vehículo por prevención o para evitar la interacción con el exterior. Entre los carros se vende, se pide limosna, alguien ofrece un espectáculo, quizá un lisiado, otro que parece ciego porque lleva un lazarillo, uno más que lleva un arrugado cartel con un mensaje escrito a mano y tinta algo diluida, nos hace saber que es desplazado; en últimas, muchos esperan que se compadezcan de sus carencias. En cualquier caso esperan que la respuesta sea la misma, una moneda - limosna-. Otros, sin embargo, de manera  más valorable, aspiran hacer una venta: la de un dulce, una fruta exótica, un bolsa para la basura, la bandera nacional cuando juega la selección o celebramos las fiestas patrias, cualquier artilugio para el vehículo o la casa, y el que tiene montado un espectáculo para ganar un centavo.

Este último, es un trabajador del semáforo, el artista callejero, que utiliza como escenario el marco que generan las luces rojas del semáforo vehicular en la parte superior y las verdes del semáforo peatonal por los costados; sin pagar el gasto energético de los leds*, aprovecha los cambios programados para adornar su actuación. Treinta o más segundos que deben suficientes para lograr llamar la atención de los espectadores, y convencer para que le paguen por su acto.

Uno de estos "shows", es el del malabarista con tres o cuatro machetes que hace danzar en el aire. El sonido metálico hace que la mirada de los pasajeros de los vehículos y la del ciudadano que casualmente pasa por allí se fije en el espectáculo y admire o sencillamente sienta algo de escalofríos por algún fortuito fallo. Terminada su actuación, cien, doscientos, y con menor frecuencia quinientos pesos, aparecen por las ventanillas de los conductores para dar un reconocimiento a su trabajo. Las luces cambian, la satisfacción del artista se siente por lo recibido, un breve descanso y un nuevo público estaciona para ver al desconocido artista. La luces amarillas indican que los espectadores se renovarán. Si estuviéramos por ahí mucho tiempo, los recambios de público serán incontables.

En otra parte de la ciudad, las mismas luces rojas, verdes y amarillas adornan otra actuación: la de dos acróbatas, una chica de cuerpo no tan estilizado, con una sonrisa permanente, algo de maquillaje llamativo, y un hombre de atlética apariencia, que con fuerza y precisión, asegura no solo la integridad de la niña, sino realizar una arriesgada maniobra para lograr un acto más espectacular. La respiración se contiene por la ejecución de estos acróbatas, con tranquilidad se observa que todo ha salido bien. Culminada la actuación extienden sus manos entre los carros, esperan su recompensa.

Muchos semáforos, muchos lugares de la ciudad, disfrutan al mismo tiempo de cientos de espectáculos. Bailarines, artistas de circo, más malabaristas, quizá la excepción sea la del tragafuegos que debe esperar que la noche llegue para que la visibilidad de esta tea humana sea más llamativa; la boca de este personaje despedirá una y otra vez una bocanada de fuego. Al final el desagradable sabor del querosene será compensado con una moneda, haciendo olvidar el aliento a combustible. Eventualmente alguna herida hará pensar en el abandono, sin embargo podrá más la necesidad de alimento para quienes le esperan en casa.

Muchos de estos "artistas" no terminan su actividad en los semáforos, continúan en sus hogares practicando, repitiendo, perfeccionando, garantizando un pago, y en otros, la propia vida de sus familias.

Aunque es agradable apreciar la destreza de estos colombianos que deben acudir a una calle para ganar el sustento diario, desilusiona que el Estado no pueda cumplir con las promesas de creación de más empleos y sí que se favorezca más a otros que quieren vivir de subsidios y hacen menos por el trabajo.

*Diodo de material semiconductor que emite luz al aplicar una tensión eléctrica, y que se utiliza para componer imágenes en pantallas de diversos instrumentos, como calculadoras, relojes digitales. RAE

 _________________________

domingo, 10 de agosto de 2014

La cultura graffiti, un hobby de alto riesgo

En muchas ciudades hemos pasado de unos muros plagados de publicidad repetida, que invitan a conciertos, nos avisan de fallecimientos, - en la mayoría, sino todos, de desconocidos -,  perros que se buscan;  a otros llenos de colorido, con mensajes sociales, o de proclamaciones de amor, y en muchos más, posiblemente insultantes. A estas pinturas o mensajes, es lo que han llamado, "el arte urbano o graffiti".

El llamado graffiti ha cobrado una inusitada importancia, por el número y por el tamaño de la pinturas o mensajes, plasmados en muros en los que, jóvenes, y
Escenario de Diego Felipe Becerra
mayores,  estampan sus manifestaciones 
. Esa importancia ha sido potenciada por acontecimientos nada deseables de la vida nacional, no por el graffiti mismo, sino por la muerte de algunos de sus representantes. El primero, un bogotano, Diego Felipe Becerra,  muerto hace ya tres años, al parecer, cayó asesinado cerca a una de sus obras. Por ahora la trama con la que se encubrió el crimen, no ha logrado desvelarse completamente. El segundo Israel Hernández, muerto por el uso desmedido de la fuerza policial, era un joven colombiano residente en Miami. Las autoridades policiales presentes han intentado justificar la muerte, la razón, fue sorprendido,  - el 6 de agosto de 2013 - pintando graffitis en una pared exterior de un local abandonado de Mc Donalds en Miami Beach. El caso no se ha podido cerrar,  la policía no ha aportado lo que le corresponde. Un tercero, Justin Bieber, cantante canadiense, que a su paso de trabajo por Bogotá, fue autorizado para fungir de miembro de esta cultura, su intención llamar la atención a toda costa, hizo unos graffitis en la calle 26, por equidad con los graffiteros colombianos, han sido borrados, al final su logro, una muerte artística.
Gritos por la justicia
Bogotá puede ser una de las ciudades colombianas donde más se ven los graffitis. Pero ¿dónde surge la expresión?, el diccionario Oxford la define como: escribir o hacer dibujos garabateados, rayando o rociado pinturas ilegalmente en una pared u otra superficie en un lugar público.
Para el diccionario del arte, el término es aplicado a una disposición de marcas, que desde la institucionalidad son ilícitas, en las que ha habido un intento de establecer algún tipo de composición coherente: esas marcas son hechas por un individuo o individuos (en general nos son artistas profesionales ) sobre una pared u otra superficie que suelen ser visibles al público (1), sin embargo el origen se remonta a los años 60 en New York, el primer "artista" del graffiti firmaba TAKI 183 (2), un joven mensajero de nombre Demetrius que pintaba su firma en los sitios donde hacia sus entregas, a partir de ahí, otros lo imitaron.

Los que siguieron a este neoyorquino, hoy por hoy, se les ve "armados" con un aerosol, vestidos en sudadera con capota y visera, prendas necesarias para ocultar su identidad, habrá algunos que se amparan en la oscuridad de la noche, otros más, la soledad de los muros, o las construcciones abandonadas, lo común, sus diseños bajo el brazo, en un colorido cuaderno.
Av. Ciudad de Cali- Cerca Juan Amarillo
Los graffitis, en general no se ciñen por reglas artísticas, expresan la libertad del autor, por esto, algunos son verdaderamente complejos y otros, frases muy sencillas, en muchos casos expresan; gritos de violencia, en otros; afecto, en muchos más; una forma de hacer oposición.

Las obras que pintan, muchas sino todas, han sido pintados sin obtener los permisos, cargadas de la adrenalina que produce lo prohibido. Tener una autorización haría que se caiga en el muralismo.

Templo Copacabana - Bolivia
La fuerte influencia que han logrado en las ciudades ha hecho que entre los mismos graffiteros, respeten sus creaciones, el público consciente que es casi imposible contener el movimiento, ya no los borran con pintura, u otros, como la Iglesia de Copacabana de Bolivia,- noroccidente bogotano - permitieron pintar uno, que hace un homenaje a la belleza y gracia de la mujer,  la curia estaba llena de otros tantos dibujos que denotan suciedad y  superpuestos.

Av. Cali, cerca al humedal Juan Amarillo
En otros han permitido que los particulares diseños arquitectónicos de algunos sectores de Bogotá, se mezclen con las formas, colores y diseños.


Tunja-cerca al Poso de Donato
Al recorrer los temas de los graffitis pueden ir desde el incoformismo, hasta los gritos de lucha, esto cuando se evidencia alguna temática explicita. En otros la complejidad en el diseño parece ser la idea a seguir del artista urbano, en otros la imaginación cuando se pintan mundos que solo existen en el pensamiento del creador, animales mitológicos o una mezcla de mundos, que solo con una explicación del graffitero podría entenderse.

El impacto ha ido tanto en aumento, que en un evento que congrega a los lectores bogotanos, la Feria del Libro de 2011 los invitó a pasar del anonimato al reconocimiento popular, asignándoles espacios para que se reconozcan sus diseños: muestraron sus técnicas, procuraron que les comprendiera la complejidad y sin la presión de la clandestinidad, bajo un aerosol rápido y seguro, sus obras fueron apareciendo y la admiración expresada en los rostros del público.

Como quiera que sea, muchos colombianos, detenemos nuestras miradas desde el transporte público, los trancones, o simplemente desde la caminata casual, apreciando en muchos casos, en otros despreciando, y con seguridad, muchos más con indiferencia.

______________________
1.-Graffiti Definition: The Dictionary of Art . Disponible en: http://www.graffiti.org/faq/graf.def.html
2.-Historia del Graffiti. Disponible en: http://magotwo.ohlog.com/el-arte-del-graffiti.oh39682.html

jueves, 31 de julio de 2014

Los huecos en las vías, trampas mortales

Caminando por la calle, viajando en servicio público - el que sea - o conduciendo el vehículo particular y, más recientemente, quien conduce una motocicleta, está expuesto a muchas situaciones peligrosas. No precisamente por los transeúntes o con otros vehículos, sino por el deplorable estado de las vías de Bogotá y posiblemente de muchas de nuestras ciudades; un profundo hueco, una tapa de alcantarilla que ha desaparecido o un parcheo que ha quedado como un resalto - taparon un hueco a medias -. 

El mencionado estado de las vías ha hecho que se deba poner más atención a los mil factores de riesgo, el más común los huecos, si logra evitar uno, eventualmente toma el siguiente, porque se encuentra oculto - está lleno de agua -. Como fue inevitable caer, aflora una interjección acompañada de palabras que no son precisamente de agradecimiento a los administradores del Distrito Capital. El imprevisto impacto puede provocar que un rin deba rectificarse, una llanta que se estalla o sencillamente un amortiguador que habrá que reemplazar - mejor dicho los dos -, más grave aun, puede ser la pérdida de vidas o una lesión de por vida, para fortuna de los responsables de las vías, un usuario menos en la calle. Esta situación ocurre con tal frecuencia que el ciudadano de a pie posiblemente no lo imagina.

Luego de la profunda rabia y un poco más calmado, el usuario afectado se pregunta, ¿quién es el responsable del mal estado de las vías?, ¿quién responde por los daños - producto del mismo mal estado -, causados sobre los bienes?, una pregunta más que puede surgir, ¿los impuestos que paga por el uso del vehículo, y lo que se tributa por consumo de la gasolina a donde van a parar?.

Las respuestas están con toda certeza en los estrados judiciales en los que muchos de los que contrataron la construcción de las vías, se defienden, justifican la desviación de los recursos, de haber utilizado materiales de mala calidad, o  sencillamente de estudios mal realizados. 

Para defender al ciudadano dónde se encuentran; la personería, la defensoría del pueblo; los representantes elegidos por los ciudadanos: congresistas, diputados y concejales, seguramente creyeron en sus promesas; y la oscura conciencia de los que no hacen lo que les corresponde.

Una de las contrariedades con las que se encuentra el ciudadano, es que si no paga los impuestos dentro de los plazos definidos por los municipios o departamentos, vienen las sanciones con los cargos por mora, sin embargo, si la otra parte incumple con el uso adecuado de los recursos recaudados a través de impuestos, no hay devolución alguna.

¿Qué tendrá que ocurrir para que más allá de que los administradores de la ciudad admitan el problema, se haga algo?. Tal vez que alguien ligado a procuradores, a ministros, en últimas, a quien tenga algún "reconocimiento público" caiga en algún hueco, con certeza las indemnizaciones no se harán esperar, se desplegará un bloque de búsqueda para encontrar al responsable del robo de la tapa de alcantarilla, si fue la causante del accidente, desde luego con una jugosa recompensa para quien denuncie  y se pueda resarcir el daño que le causaron a uno de nuestros líderes públicos.

Finalmente lo que si hacen con mucho juicio los organismos de control es, indagar en las bases de datos, qué ciudadanos no están al día con los impuestos, para calificarlo de evasor, llenarlo de comunicaciones con cobros coactivos, amenazarlo, obligarlo a hacer derechos de petición, y después de "ires y venires"  tendrá que pagar - posiblemente la misma administración pública, ha gestado este evasor -. 

¿Será posible tener algún día una administración a la que podamos reconocerle sus buenas acciones?

martes, 22 de julio de 2014

Odisea para cumplir con el horario de entrada al trabajo


Veintiséis kilómetros separan el portal 80 de la calle 222 con carrera 55; saliendo del portal a las 5:30 a.m., un vehículo particular gasta unos treinta minutos, si se sale, media hora después, el tiempo utilizado crece quince minutos. Con una salida a las 6:30, el recorrido superará, la hora y quince minutos. Con un accidente leve, habrá que pensar en más tiempo. Con dos accidentes, se gastan hasta dos horas.

¿Qué causa que en tan pocos kilómetros aumente tanto el tiempo?. En principio desorganización del tránsito, la entrada y salida de buses de transmilenio en el portal 80, la concentración del mismo servicio intermunicipal, que llega y sale de la estación, lo autos que se parquean en las vía, - la anarquía presente - y las situaciones que aparecen en el trayecto a recorrer de camino al trabajo.

Del portal a la avenida Boyacá, la duración de los cambios en los semáforos es diferente cada día, muy largos unos y aparentemente cortos, en otros. Algo particular, cerca de la estación de la granja, carros que intentan entrar por la Kr 82, ocupada por los contratistas de Claro, - claro, la anarquía nuevamente -. Lo positivo, se pueden apreciar los graffitis, ¿un homenaje a los artistas asesinados?

Con buena suerte se llega a la 150, aquí empieza el verdadero calvario, represamiento en los cuatro carriles de la “autopista norte” por la zona vehicular, vecina a la línea transmilenio y dos más en la paralela. Luego el flujo aumenta en dos carriles, los de la oreja del puente de la 170, yendo hacia el norte. En el puente peatonal del portal norte, hay un represamiento “autorizado”, los buses intermunicipales, hay tiempo para ver el panorama, la velocidad no supera, los diez km/h. Complacientes e infructuosos resultan los esfuerzos de los agentes, para que los buses circulen. En cualquier momento, un helicóptero vuela, ¿verificando el trancón formado?, ¿el costo de cada vuelo mejora el tránsito?

Otra vez lo inaudito, un irracional aumento del tránsito, algunos intermunicipales se regresan por el puente del centro comercial Santa Fe, buscando más pasajeros, realizan violentas atravesadas, desde el carril de salida de la estación, al externo de la autopista, debe estarse atentos y tener buenos frenos para responder a los bárbaros.

El embudo crece, donde acaba la línea de transmilenio, de seis carriles se pasa a tres, aparece alguien de verde controlando la restricción o algún choque. De aquí en adelante los retornos – lentos - alimentan el carril rápido, además para tomarlos hay varias filas, la velocidad disminuye.

Hasta aquí dos de los factores de riesgo más comunes no se han mencionado: las motos, que pueden aparecer por cualquier parte, en muchas ocasiones serán actores de los accidentes; el otro, la inesperada presencia de reductores de velocidad invertidos – léase huecos profundos -, la causa, falta de mantenimiento de las vías, los daños en los carros, debería reconocerlos el Distrito Capital.

El escenario descrito, bien podría ser el mismo de gran parte de la ciudad, los eventos serían similares, la intervención de las autoridades de tránsito podrían ser las mismas, los proyectos que solucionarían el tema estarían igual de estancados y con certeza las soluciones, no están en las propuestas de candidatos o de alcaldes que quieren quedarse en el cargo. Nosotros los ciudadanos responsables que queremos cumplir con la hora de ingreso, que puede ser factor a la hora de renovación.

jueves, 1 de mayo de 2014

Feria Internacional de Libro 2014, invitado Perú, García Marquez el personaje

La Feria Internacional del Libro 2014, Filbo, una vez más convocó a expositores, escritores, lectores, y curiosos, en el máximo recinto de exposiciones. 

Hasta el 12 de mayo los Bogotanos y todos los colombianos tendrán la posibilidad de disfrutar de la muestra no solo de libros, sino de otras formas de comunicación escrita.

El invitado especial Perú, encabezados por el Nobel Mario Vargas Llosa, quien se hizo presente, el poeta Antonio Cisneros, y muchos más con sus obras. El estand peruano está matizado de muchas fotocomposiciones del país Inca, de conversatorios,  de la muestra literaria, y como parte de la identidad Inca, de la bebida más reconocida de los peruanos, - el Pisco -, también está presente, largas filas para comprar alguna copa, otros menos para comprar un libro, algunos más para escuchar los conversatorios.

Pero el personaje literario que se robó el "show" de la feria ha sido el escritor colombiano, Gabriel García Marquez, con una amplia muestra de su obra, en algunos estands en idiomas diferentes al nuestro, con certeza venderá más que en vida.

 
Con seguridad los ingresos de los expositores se incrementaron en esta feria, por el auge generado debido a la desaparición del novelista colombiano. 

A parte de la venta de los ejemplares de la novelas, lo más visto ha sido la muestra homenaje realizada, primero con la caricatura, después con algunas fotografías y un gran mural donde se mencionan aspectos importantes que influyeron en la formación del nobel colombiano
  
 
Los caricaturistas se esmeraron en mostrar la alegría del escritor, las mariposas amarillas y algunas notas curiosas.

"Nunca, en ninguna circunstancia, he olvidado, que en la verdad de mi alma no soy nadie más ni seré nadie más que uno de los 16 hijos de la telegrafista de Aracataca" 

La oportunidad para disfrutar de la exposición bogotana de libros, literatura, académicos, formación infantil, arte.. La posibilidad de adquirir las obras es grande, buenos precios, los hay nuevos, encuadernación de lujo, y para quien no le importa si está usado, los precios son muy buenos.
________________________________________________________________________________
"El espectáculo se ha convertido en el valor de nuestra época. Ya no hay valores, nadie sabe qué cosa es buena, qué cosa es mala, qué cosa es bella, qué cosa es fea. Vivimos en una de las épocas más confusas de la historia".
- Mario Vargas Llosa -

sábado, 14 de diciembre de 2013

Bogotá la ciudad de todos los colombianos

Es 1979 en búsqueda de oportunidades de trabajo, educación y quizá como la mayoría de los hombres normales, conocer mujeres, hacer dinero, tener una profesión, en ese momento ser periodista, el objetivo no era abandonar mi raíces,  encontré una ciudad que se extendía hasta lo que hoy es la 170, teníamos el transporte subsidiado, los trolebuses; su funcionamiento con electricidad - hoy volvemos con transporte de este tipo y le llamamos ecológicos -, solo habían tres puentes, calle 100, calle 134 y 170 (tercer puente), actualmente ya no sé cuántos hay, lo trancones se veían únicamente en la Caracas y en algunos sitios de la calle 68, por lo menos en los que yo conocía.

Durante los años siguientes, aunque mantuve intacto el amor por mi departamento - Boyacá - y el municipio donde nací - San Miguelde Sema -,  Bogotá se fue  convirtiendo en ese amor que se afianza con el tiempo y que es difícil dejar;  el trabajo, las posibilidades fueron surgiendo, los amores y desamores, han fortalecido mi agradecimiento por la que conocemos como la capital de la república. En resumen algunas razones de la Bogotá que se convierte en la ciudad de muchos colombianos:

Centro histório
Chorro de Quevedo


Como puede ocurrir al visitar cualquier ciudad del mundo, el centro es lo más representativo - el centro histórico - el nacimiento de la ciudad  ocurrió en lo conocido como la Candelaria, calles estrechas, adoquinadas, con casas entre verde y blanco, la mayoría construidas con tapia,  tal vez sin pensar en los cambios al menos en tipo de vehículos que circularían por la ciudad. A pocos pasos de La Salle, La Biblioteca Luis Ángel Arango, El teatro Colón encontramos el Chorro de Quevedo, apellido dado por quien lo adquirió, Quevedo, padre agustiniano, quien instaló una fuente, que se mantuvo hasta 1832, es un lugar obligado en cualquier visita, por ahí mismo, entre una calle y otra escuchamos diversos acentos y con lenguas que confirman que el extranjero visita estas zonas con frecuencia y admiración.

La educación
Universidad U.D.C.A

Si vamos por las metas que perseguimos, las posibilidades de  educación o dicho de mejor manera, la formación, una oferta enorme de opciones para la formación, universidades - unas buenas y otras no tanto -, colegios - privados y lo que ofrece estado, y si hacemos parte de la formación la apropiación de nuestra cultura, por ahí encontraremos museos, si lo religioso nos atrae, hay catedrales.





Una ciudad con mucho por arte

Poporo Quimbaya
Poporo Quimbaya
Entre la formación y las vivencias en la ciudad, la diversidad podría ser una de la características de nuestra Bogotá,  podríamos empezar con recuerdos del país, el Museo del Oro, ubicado en el centro de la ciudad, la colección más grande del país de nuestra historia precolombina, piezas de la orfebrería y la alfarería, lo más conocido, la balsa, el poporo símbolo del mismo museo, muiscas, calimas, quimbayas, taironas y muchos más de la cultura indígena. Para llegar a este museo, la carrera séptima hasta la calle 16, al costado oriental del Parque de Santander, el mapa museo puede ayudar. Las colecciones pueden apreciarse en fotografías, puestas en la página web del museo.


Colombia ha sido representada en el concierto mundial por pintores y escultores que han ganado su fama con verdadero talento, Arenas Betancourt, Obregón y quien más sino el maestro que ha enaltecido las gorditas, Fernando Botero, donaciones del propio artista, pintura y escultura, se reúnen en un solo sitio,  el Museo Botero, , también lo podemos encontrar en el centro histórico de la ciudad, a pocos pasos de la plaza de Bolívar y al frente de la reconocida Biblioteca Luis Ángel Arango.




Haciendo una caminata, un septimaso, pasando la calle 26,  encontramos más de lo nuestro en el Museo Nacional de Colombia,  localizado en la calle 32,  tiene cuatro colecciones: arte, historia, arqueología y etnografía. Originalmente una cárcel,  diseñado por el arquitecto  danés Thomas Reed.

En Las Aguas la historia republicana nuestra se pone de manifiesto con la Casa Quinta de Bolívar,  fue ocupada por el libertador de los países de la Nueva Granada, Simón Bolívar,  en tres oportunidades estuvo por ahí, una de ellas con Manuelita Sáenz.  En la historia reciente, 1974, el Movimiento 19 de Abril robó la espada del Libertador.

Haciendo honor a lo expuesto, han creado el Museo de Arte Moderno,  donde la diversión cultural esta vez va por colecciones  de  obras, desde el siglo XIX hasta hoy,  de artistas Colombianos , América Latina, Europa y Estados Unidos.

La arquitectura religiosa

Colombia como en muchos países de Latinoamérica, los católicos le han aportado a la cultura con sus imponentes catedrales. Después de una  caminata por la séptima hacia el sur de camino al palacio presidencial y al costado oriental de la Plaza de Bolívar, está la Catedral Primada, edificio construido al estilo neoclásico, al frente de esta imponente obra arquitectónica, está la sede de la alcaldía mayor, - El Palacio de Liévano - al suroeste la sede del congreso colombiano, - El Capitolio Nacional - edificio representativo de la arquitectura republicana y neoclásica, hacia el noroeste el palacio de justicia - el nuevo -

Iglesia de Lourdes por C. E. Pineda R.
Unas tantas cuadras al norte por la carrera 7a, llegando a la calle 51 y bajando dos cuadras la  Parroquia Nuestra Señora de Chiquinquirá ,  un templo al gótico, consta de 3 naves, seis capillas laterales, 16 ventanales, medias torres con 4 campanas grandes, destacada arquitectónicamente. Esta construcción la alberga el tradicional barrio Chapinero.

Los escenarios deportivos

Estadio El Campin
Para quienes lo deportivo es la freferencia,  practicante o  espectador, en el tema fútbol, el escenario más grande y quizá con mayor tradición en Colombia,  El Campin, en la carrera 30 con calle 57, reúne  los seguidores santafereños,  de Millonarios y miles más que tienen los demás equipos del país. Un escenario también lo han usado para conciertos, con efectos sobre el campo de grama, que llaman a reflexionar.

El futbol recientemente cuenta con nuevo invitado - el equipo asegurador- o quizá una oferta más, muestra su fútbol y gana adeptos en Estadio de Techo, al sur de la ciudad.

Un poco venido a menos el Coliseo Cubierto El Campin en el cual se han dado cita eventos deportivos, como el básquetbol y más recientemente exhibiciones de tenistas como Rafael Nadal y Novak Djokovic, por ahí también se han hecho presentes artistas, Carlos Santana, Camilo Sesto, Rocio Durcal, la naciente banda de Gloria Estefan en los 80, los circos y hasta seguidores del cristianismo han usado este lugar.

Basilica Moserrate
Un escenario múltiple, la Unidad Deportiva El Salitre en la que día a día miles de deportistas practican, muchos que pertenecen a ligas, que de hecho representan a Bogotá en los juegos nacionales,  el estadio olímpico, diamante de beisbol, pista de ciclismo con nombre en homenaje a una gran persona, Carlos Galán, ahí se realizó un mundial de ciclismo.

La ciudad por lo alto
Si queremos apreciar la ciudad de una manera diferente, subir a 3152 msnm al  cerro de Moserrate podría ser una alternativa, además de la imponente vista de la ciudad, la Basílica del Señor de Monserrate está por allí para quienes oran o pagan promesas, o sencillamente quieren caminar una pendiente bastante pronunciada y que en ocasiones por falta de oxígeno o el estado físico complica el ascenso.

Bogotá nocturna
Caída la noche, Bogotá es una ciudad con una actividad que de lunes a viernes continúa brindándonos oportunidades educativas a todo nivel, hacer un bachillerato, quizá una técnica y un sin número de instituciones de educación superior que hacen de su jornada poco más de 16 horas. En temas de diversión nocturna las posibilidades son muy amplias, se puede  pensar en un plan en La Zona Rosa, T , el  Parque de la 93, Usaquen y la Zona G, lugares que pueden hacer parte de la magia de esta ciudad, si se prefiere el descanso, se dispone de muy buenos hoteles, amanecerá volver a  soñar.

 ___________________________________________

Unas fotografías más de la ciudad: http://www.panoramio.com/